[ PUBLICACIONES ]

Bienvenidos a nuestra sección de publicaciones

Estas son publicaciones compartidas por los miembros de nuestra comunidad. Si desea compartir algun artículo o publicación que consideres importante, favor manda un correo a comunidad@fundapec.edu.do.


POR: José Alejandro Rodríguez - Expertun Socio Fundador
PUBLICADO: 22/04/2020
Aprendamos a Ahorrar

En verdad, qué es el ahorro?
 
Cuando nuestros ingresos se interrumpen total o parcialmente, de manera temporal, nuestros ahorros nos garantizan mantener nuestra calidad de vida. Este es el papel del ahorro. El ahorro es la goma de repuesto de nuestra finanzas. 
 
Cuando estamos ahorrando para completar el inicial para comprar una propiedad o para el gasto del regreso a las clases, en realidad no estamos ahorrando. Estamos pagando anticipadamente, como debe ser, ese bien o servicio que compraremos y cuyo costo no puede ser cubierto con los ingresos del mes en el que hacemos la compra. 
 
Esto es lo que explicamos en nuestros talleres de Educación Financiera y de Finanzas Personales, e increíblemente siempre, todos los participantes muestran asombro. No veían sus finanzas de esa manera. 
 
Tradicionalmente el ahorro se ha asociado a una emergencia, además de los ahorros para pagar por bienes o servicios que implican un alto monto, como dijimos.  Hacer esto siempre será más útil que no ahorrar en absoluto. 
 
El ahorro con propósito, juntar el dinero poco a poca hasta llegar al monto requerido para pagar algo, es muy beneficioso. Pero si no llevamos además ahorros para cubrir interrupciones de ingresos, tendremos que usar el que estuvimos apartando para ‘Cambiar los Lente` y nos quedamos sin ver bien. 
 
El Ahorro y la Pobreza
 
Ingresos. Típicamente las personas tienen ingresos que no alcanzan para los gastos corrientes, y por lo tanto, no queda nada que puede ser ahorrado. Esta situación es real y seria.  Nuestra calidad de vida es limitada. Estas limitaciones nos llevan a corrernos muchos riesgos en tema de salud, transporte, alimentación… cada una de las actividades básicas del día se encuentra al límite. Se hacen frecuentes los sucesos  que dañan la salud (enfermedades, accidentes) los bienes (electrodomésticos, muebles) nuestros acuerdos (renta, electricidad)  y nuestra vida cae en un completo tormento o en una total resignación. Somos pobres.
 
El Cortoplacismo. Enemigo de la Prosperidad.  El ahorro es la única vía infalible para salir de la pobreza. No es la loto, sin embargo, recurrimos más a la loto. Y a esto le mantenemos la fe. ¿Cómo llegamos a confiar más en algo con más del 99.99% de probabilidad de salir mal, que en el ahorro con más del 99.99% de probabilidad de salir bien? La respuesta está en que perdemos la capacidad esperar. Queremos que nuestra solución llegue el próximo sábado, el próximo año. Debemos reconocer que el mundo no se acabará el lunes, ni el día 30. Cuando pensamos así estamos resignados. Somos pobres.
 
Todas las personas que han logrado ser prósperos han seguido un mismo camino. El trabajo, la disciplina, la perseverancia, y todo el ahorro posible de los ingresos que esto les trae.  Apostar por lo que Dios nos puso al alcance, siempre será suficiente.  
 
Para ahorrar hay que tener ingresos. Y nuestros ingresos deben contemplar además de lo que necesitamos para el lunes o para el día 30, lo que necesitaremos para Septiembre, para Diciembre, para el año próximo, para los próximos tres años, para los próximo cinco años, para los próximos diez años, para los próximos veinte años. 
 
Hay que aprender a poner en nuestro presupuesto los gastos del año próximo y los gastos de nuestro retiro. Sólo así nos podrá llegar la prosperidad. 
 
Saber Gastar
 
Generación de Ingresos. Para empezar hay que tener ingresos. Para tener ingresos podemos usar nuestro tiempo (horas, días), nuestras  habilidades y destrezas (bailar, hablar inglés…), o nuestro conocimiento (contabilidad,  salud, mecánica…). Si tratamos de producir ingresos vendiendo horas de trabajo nuestros ingresos serán muy bajos, si lo hacemos como cantantes tendremos que ser muy buenos. Pero si usamos el conocimiento, los ingresos serán cada mes mayores y curiosamente, tendremos cada vez más conocimiento. Además el esfuerzo y el tiempo dedicado a producir ingresos es menor cuando lo hacemos a cambio de conocimiento. 
 
¿Queremos más ingresos?  Sólo necesitamos tener más conocimiento y saber usarlo para generar dinero (sobre este detallaremos en otra ocasión).
 
Saber Gastar. Luego hay que saber gastar. Si deseamos tener una condición financiera diferente, no podemos gastar como siempre. No podemos gastar como lo hace todo el mundo. Siempre podrá existir una forma menos costosa para cubrir nuestras necesidades.  Si hacemos el recorrido de nuestra rutina diaria podríamos advertir cómo ahorrar en cada bien o servicio que usamos. Pero debemos ser muy críticos. El mejor consejo es hacer esto con la mayor cantidad de miembros de la familia posible y hacer una dinámica para identificar formas de gastar menos.
 
Si al levantarnos vamos al baño… ¿cómo podemos gastar menos el comprar cepillos y pastas dentales?. ¿Cómo podría consumir menos jabón o pagar menos para obtenerlo?.  ¿Cómo puedo ahorrar agua, o papel higiénico? (al límite… lo siento, pero también hay que verlo).
 
Para ahorrar debemos mirar:
 
¿Podemos no hacer esa actividad? Nos transportamos más de lo que necesitamos. Esta temporada de pandemia ha demostrado que no es necesario que todos nuestros encuentros y reuniones familiares y de trabajo sean en el mismo lugar. Podemos lograr un objetivo similar (a veces mejor) usando medios digitales que llevan ya varios años a nuestra disposición.  
 
¿Podemos cubrir esta necesidad sin usar ese o esos artículos? Pagamos más innecesariamente. Si nos informamos bien podríamos ahorrar mucho dinero en pañales desechables, productos para el pelo y la piel. Durante esta cuarentena hemos tenido que descubrir que tomando una hora diaria para aportar a la escuela de nuestros hijos, podríamos ahorrar más de la mitad usando un centro más económico, hasta llegar a la educación púbica, es lo que nuestras finanzas permiten. Una hora diaria que estamos desperdiciando en algún lugar.  
 
Si hacemos una revisión de nuestras recetas al cocinar podríamos anular el uso de muchos ingredientes, que además de ahorrarnos en el bolsillo, también ahorraríamos en nuestra salud.
 
Sabiendo ya lo que vamos hacer y lo que no vamos a hacer debemos mirar entonces:
 
Fabricar. ¿Estos artículos o servicios lo podríamos fabricar? Creo que esta cuarentena es un momento excelente para el que siempre ha querido aprender a cortarse el pelo. Muchos bienes y servicios que compramos pueden ser elaborados por nosotros mismos a una fracción del costo. Desde una hamburguesa o tiras de pollo, hasta el champú o crema para la piel (o mejor comenzar con el desinfectante o el lavaplatos, podría ser una buena idea).
 
Incluso si nos gusta tomar una cervecita, vino, o ron, esta temporada es ideal para fabricarlas por nuestra cuenta. Y la materia prima podría ser frutas o cereales que estamos llevando a la basura.
 
Cuidar. Nada ahorrará mas dinero que cuidar los bienes que tenemos. Hacer que su duración se prolongue.  Las baterías del inversor de la casa pueden durar el doble de tiempo si se cuidan adecuadamente. Esto quiere decir que nos podemos ahorrar unos RD$15,000 cada uno a dos años. Ni hablar de los electrodomésticos. Limpiar bien la estufa, hacer el mantenimiento al acondicionador de aire (si tenemos). Si no hacemos una actividad que nos exponga mucho al sudor o la suciedad, nuestra ropa podríamos colgarla simplemente en vez de lavarla, y usarla una segunda vez sin necesidad de lavarla. Ahorramos detergentes, energía, tiempo y vida de la prenda. 
 
Reparar. ¿Qué necesitamos recibir de los bienes o servicios que estamos pagando?  Muchas veces pagamos RD$800 por un par nuevo de zapatos, y este nuevo par de zapatos no nos dará la misma comodidad y durabilidad que recibiríamos si pagamos RD$300 reparando los actuales.
 
Condición de Compra. Podemos comprar una mochila nueva por RD$600 pesos o pagar por una usada en perfecto estado, de mejor calidad que vende mi prima por RD$300.
 
Momento de compra. Si planificamos mejor nuestras compras, podríamos tener ahorros superiores a la mitad del costo en promedio. Esto es muy importante para  bienes y servicios que no se consumen de manera corriente. Si planificamos el cambio de la estufa y podemos aprovechar y ahorrarnos por lo menos un 30% de su precio.  Igual puede ser con el cepillo de dientes  y ni hablar del celular, computador y televisor… el ahorro puede llegar al 70%.
 
Lugar de compra. Comprar todo en un mismo lugar es muy conveniente. Pero esto podría aumentarnos el gasto hasta el doble. Si anulamos un viaje al supermercado o  pedidos al colmado, y hacemos un viaje al mercado: las frutas, vegetales, víveres, huevos, carnes y casi todos los comestibles, podríamos llegar a tener un ahorro de  hasta RD$1,000 pesos en una compra que usualmente gastamos RD$3,000. 
 
En conclusión, ahorrar es una decisión. Nos hace respetuoso hacia nuestras familias, hacia la sociedad, hacia la naturaleza y hacia nosotros mismos. 


POR: José Alejandro Rodríguez - Expertun. Socio Fundador
PUBLICADO: 06/04/2020
A Sacar Provecho a la Cuarentena: Limpiar, Aprender, Ayudar

A Sacar Provecho a la Cuarentena.
Limpiar, Aprender, Ayudar

(Primera Parte)
 
Además de lo angustioso que nos puedan resultar estos días, les quiero compartir algunas ideas de algunas actividades que sin dudas sólo resultarán beneficiosas, y para las cuales casi nunca tenemos tiempo, excepto ahora. Mis sugerencias son las tres (por ahora): Limpiar, Aprender y Ayudar.
 
1.     Limpiar
Aprovechemos estos días para revisar todo las cosas que tenemos. Tanto personales como bienes común de la familia.
 
Vamos a dividirlas en:
 
·    o     Bienes que no uso y/o que no voy a seguir usando
·    o     Bienes que uso y voy a seguir usando
 
1.1.  Bienes que no uso y/o que no voy a seguir usando
En este primer grupo vamos a  enfocarnos en hacer las siguientes actividades.
 
·         ¿Podemos venderlo? 
         o   Si no somos buenos en eso, busquemos a la prima o al primo que sí le gusta eso de vender lo que sea. Si no tenemos, un vecino seguro nos conseguirá uno.
 
·         ¿Podemos reciclarlo?.  ¿Podemos usarlo como insumo para fabricar algo? 
         o   Esto puede ayudarnos a entretenernos, al tiempo que podríamos adquirir o mejorar algunas habilidades.
         o   Podemos ir a la Internet y buscar ideas sobre qué hacer con esos artículos viejos o dañados que no vamos a usar.
 
·         ¿Podemos repararlo?. ¿Qué valor podrían tener esas cosas si se reparan? ¿Se pueden reparar? 
         o   Busquemos otra vez al primo o a la prima que conoce a todo el mundo y vamos a dejarle esa tarea (a menos que tengamos espacio en la agenda para aprender hacer esas reparaciones e intentarlo no significa absolutamente ningún peligro).
         o   Luego de reparadas podríamos venderlas o intercambiarlas a personas que les sean útil. 
 
1.2.  Bienes que uso y voy a seguir usando
En el segundo grupo, las cosas que uso y voy a seguir usando, hacemos los siguiente:
 
o   Inventario anotado. Tomemos lápiz y papel o bien una hoja de Excel y vamos a entretenernos haciendo un inventario detallado de pertenencias.
 
     o   Cantidades. Este inventario de pertenencias lo organizaremos por tipos de artículos:
          -  Zapatos,  pantalones, blusas, libros, celulares, televisores… lleguemos lo más lejos que podemos sin perder el entretenimiento. 
      
    o   Precio. A cada uno de estos artículos vamos a tratar de recordar el precio que pagamos por ello. Al final sumemos los precios. Esto nos dará una buena idea de dónde se ha estado yendo nuestro dinero.
 
    o   Suficiencia. Por último vamos a colocar al lado de cada artículo una indicación de si la cantidad que tenemos es suficiente, nos sobra o nos falta.
 
o    Plan de Intercambio. Esta lista la compartimos con nuestros amigos y familiares. 
    o   Alguien tendrá cosas que nos faltan y alguien necesitará cosas que nos sobran.  
    o   Podemos preparar este bazar virtual incluyendo fotos. Y si tenemos ese primo o esa prima que en todo ve un negocio… podrían entre ambos iniciar un negocito sin invertir un peso, sólo esfuerzo.
 
1.3.  Resumen
Al final, si nada resulta, esta limpieza sólo nos dará beneficios:
 
·        o  Más espacio en nuestras casas, y si tenemos suerte, también más espacio en nuestras mentes. 
         o  Recuerdos interesantes de cómo pudimos o no pudimos hacernos creativos, pero al final pusimos contenidos en nuestras vidas, que no vinieron de netflix ni de youtube.

A Sacar Provecho a la Cuarentena.
Limpiar, Aprender, Ayudar

(Segunda Parte)

2.
     Aprender
No existe un mejor momento que esta cuarentena para aprender algo nuevo. Este nuevo conocimiento podría venir sólo a llenar nuestra inquietud  por saber, o bien a complementar nuestra formación. Así que hagamos una lista de:
 
·       o    Conocimientos que siempre quisiste aprender
·       o    Conocimientos que mejoran el desempeño en tu trabajo
 
  2.1  Conocimientos que siempre quisiste aprender
 
Sólo para iniciar el camino vamos a dividir lo que queremos aprender en dos grupos. 1. Aprendizajes desde cero, 2. Mejorar conocimiento que ya tenemos.
 
     2.1.1.    Aprender desde cero
 
En la familia podríamos tener alguien que sabe cómo hacer algunas cosas que siempre hemos querido aprender. La familia debe ser la primera fuente para adquirir conocimiento. 
 
Quizás sólo queremos aprender a cocinar un plato y tenemos un instructor gratis en casa, o sólo haya que hacer una llamadita a la abuela, que de paso, se sentirá contenta de romper su agitada rutina entre el televisor, el baño y la cocina. Y esto puede llegar desde aprender a formar el cubo (el cubito ese de colores diferentes en cada cara que se llama rubik) o por fin aprender calentar agua y que no te quede fría (una broma).
 
Sea que siempre quisiste aprender a tocar un instrumento o a hablar un segundo idioma, esta cuarentena vendrá muy bien para eso. Podemos bajar contenido de manuales desde la internet o bien solicitarle al primo o a la prima con superpoderes que nos ayude a conseguirlos. También podemos realizar un curso online.
 
     2.1.2.    Mejorar lo que sabes
Dos cosas muy interesantes puede hacerse para mejorar nuestro conocimiento sobre algo.

·         o  Obtener más información. Esto se puede lograr con sólo leer o ver contenido técnico o científico a nuestro alcance, o bien conversar con personas que pueden tener mejor o mayor conocimiento que el nuestro.
·         o  Descubrir. Algo interesante, lo más interesante que podemos hacer en esta cuarentena para mejorar nuestro conocimiento es crear nuevo conocimiento. Este nuevo conocimiento podría ser de:
              -  Teorizar. Tanto sobre temas cotidianos en nuestra vida familiar cómo el comportamiento de nuestros niños y adolescentes, o para los más jovencitos, el comportamiento de nuestros padres, o cosas más complejas el funcionamiento ideal de la        democracia, o la estructura más productiva en una empresa, podemos teorizar sin reparos. Motivaciones, patrones, activadores, inhibidores, modelos, resultados… y si no se te da bien la redacción, ya sabes, el vecino tiene una prima que es una buena en eso, si tu primo está ocupado.
              -  Experimentar. Dependiendo nuestro interés profesional o personal, hay muchas cosas sobre las cuales podemos hacer experimentos. De hecho la misma cuarentena es un experimento. El que pueda describir con detalle un diario sobre esta nueva rutina diaria de la familia, podría tener documento con muy buen valor monetario para universidades, revistas, investigadores de sociología, psicología, economía, negocios… 
 
   2.2.  Conocimientos que mejoran el desempeño en tu trabajo
 
También podemos dedicar algo de tiempo a aprender cosas que pueden mejorar nuestro desempeño en el trabajo, e incluso podrían ayudarnos a mejorar nuestros ingresos luego de la crisis. 
 
Estas cosas pueden ser habilidades generales como redactar, o temas más específicos como manejar formularios en  Excel, hasta temas mas puntuales como Codificar una Aplicación
 
En general este aprendizaje podemos verlos en dos grupos:
 
Conocimiento Propios de Nuestra Carrera. Siempre habrá espacio para aprender cosas nuevas dentro de nuestro carrera, pero lo ideal es enfocarnos en aquellos conocimientos que podrían ayudarme a hacer un mejor trabajo. Si soy cajero en una tienda podrá aprender sobre servicio al cliente, o sobre prevención e fraudes. Si soy ayudante de mecánica podría aprender sobre protocolos de diagnóstico de fallas,  fundamentos de control de calidad, etc.
 
Conocimiento Accesorio de otras Carreras. Nuestra vida profesional es un ecosistema complejo. Si soy una enfermera, será muy importante saber llevar inventarios y calcular costos de procedimientos, por absurdo que suene. 
 
Nuestros trabajo siempre demandará conocimiento sobre otras disciplinas que pueden mejorar sustancialmente nuestro desempeño. Inmediatamente trabajamos dentro de un equipo, el conocimiento sobre Psicología de la Comunicación será muy importante, aun si hoy sólo soy la recepcionista de la oficina.

(Tercera Parte)
 
3.     Ayudar
 
Por último, te recomendamos buscar la forma de ayudar.  Ya el mundo está diciendo que con sólo no salir de casa ayudamos. Pero sería mejor si, podemos ampliar esta ayuda.
 
Colaborar con nuestros vecinos. Si México y Méjico son las misma cosa, prójimo y próximo no deben ser muy diferentes. Es muy importante estar atentos de las personas con situaciones especiales que puedan necesitar nuestra colaboración. Cuando vamos al supermercado o la farmacia no es un gran esfuerzo incluir unos artículos extras para evitar que nuestra vecina, que ya es muy mayor de edad, no ande expuesta, por ejemplo.
 
Hacer donaciones. Si podemos disponer de un monto cualquiera de dinero, (un dólar para el guardián de la puerta), podemos ayudar. Igual tratemos de pensar en las personas que conocemos cuya situación financiera es normalmente precaria. (Si no conoces a nadie… pregúntale a aquel primo). También aquellas personas que han perdido sus ingresos, podemos enviarles medicina, dinero, alimentos.


POR: Rosa Elleni Vargas Brito - CEO & Founder at Obsidian Partners LLC
PUBLICADO: 03/04/2020
Emprendedores: Detengan la Marcha y Luego Actúen

Los emprendedores tenemos la característica de movernos rápidamente: tomamos decisiones a gran velocidad, implementamos en un santiamén, innovamos, ejecutamos.
Somos altamente ágiles y espontáneos impulsados por nuestro objetivo. Es una parte integral de lo que somos.

Pero existen momentos claves donde debemos detenernos y dar un paso atrás para analizar el panorama desde otra perspectiva. Momentos como la crisis mundial que atravesamos con la pandemia del COVID-19.

He sido testigo de cómo mandatarios de potencias poderosas y grandes empresarios pueden llegar a desensibilizarse pensando en los negocios, en la economía, sin saber que esto pone en riesgo a los mismos.

Este preciso momento nos exige que primero tomemos control y pongamos en orden “nuestra casa”. Ya tenemos la crisis encima, ahora es necesario poner en marcha planes de contingencia, para evitar mayores daños a nuestro negocio o más allá: evitar su desaparición.

Es tiempo de poner en marcha un Plan de Ahorro de Costos: Operar con lo mínimo, para salvaguardar empleos y mayores pérdidas económicas.

Aquí presento algunas ideas para considerar.

Utilidades y Gastos Generales

  • Implemente políticas para el ahorro de electricidad, use electrodomésticos de bajo consumo, desconecte equipos que no se estén usando.
  • Considere implementar una semana laboral de cuatro días o implemente el trabajo remoto.
  • Plantéese si es necesario que su negocio tenga una planta física propia o alquilada: considere el uso de espacios de coworking.
  • Utilice servicios gratuitos de almacenamiento en la nube o herramientas gratuitas en línea.
  • Revise los gastos regularmente, reevaluar gastos complejos y recorte gastos superfluos. Lleve un registro del pago de impuestos.
  • Elimine suscripciones no necesarias y recorte los viajes.
  • Evite los intereses a toda costa.
  • Use patrocinadores para sus eventos.

Promueva un enfoque en la Calidad Total y Mejora de Procesos

  • Automatice tareas que consuman mucho tiempo
  • Identificar cuáles procesos son vitales y qué procesos pueden subcontratarse: ej. procesos de contabilidad, recursos humanos, tecnología de la información, tareas administrativas, generación de prospectos de venta (leads), mantenimiento, procesamiento de nómina, servicio al cliente.
  • Use el tiempo de aislamiento para enfocarse en la resolución de problemas para los que antes "no tenía tiempo".
  • Promueva la innovación y el emprendimiento interno. La crisis hace que surjan ideas de quien menos lo espera.
  • Considere contratar profesionales autónomos, pasantes o mano de obra temporal.
  • Modernice su marketing: utilice el marketing digital, use el marketing de boca a boca.

Inventario

  • Reduzca los niveles de inventario. Revise sus cantidades mínimas de orden y puntos de reorden.
  • Identifique descuentos por pagos de facturas anticipadas.
  • Elimine la impresión de documentos, o redúzcalo al mínimo.
  • Haga trueque o intercambio con otras empresas. Definitivamente hay que volver a lo básico de la economía de otros siglos.

Economías de Escala

  • Cuando se trata de comprar suministros, inventario y equipo muchas empresas reducen los costos recurrentes al agrupar recursos con otras pequeñas empresas en sus áreas comerciales, o con empresas afines en geografías más amplias.
  • Únase a asociaciones comerciales y aproveche sus beneficios.

Invierta en su Personal

  • Aproveche el tiempo de cuarentena y distanciamiento social para invertir en tus empleados. Haga uso de cursos y seminarios en línea. Hay una gran cantidad de cursos gratuitos o de bajo costo que sus empleados podrían estar tomando.

... Leér más